La pregunta ¿tenés auto? se repite cada vez que hablo con alguien en mis últimos viajes. Ante mi respuesta negativa siempre veo como se compadecen de mi. Y es que en un país donde las distancias no son cubiertas por el transporte público satisfactoriamente, alquilar un auto puede ser la respuesta.

Si, puede sonar raro, pero es más normal de lo que podrían creer. En países como Australia y Nueva Zelanda el transporte terrestre es caro, poco frecuente y a veces inexistente entre ciudades pequeñas. De ahí que se compadezcan de mí el resto de los mortales

Par darles una idea: en este momento vivo a sólo cinco kilómetros de la ciudad de Queenstown y el transporte público pasa cuatro veces al día y me cuesta siete dólares cada tramo. Nada conveniente para mis objetivos de ahorro. En Australia me pasó algo similar. Vivía alejada del único pueblo de los alrededores y no tenía ningún transporte público : solo quedaba pedalear, hacer autoestop o caminarme la distancia a la vera de la ruta.

Pero aún con todo eso en contra, hoy vengo a defender mi postura de no caer en la tentación de comprar un auto cuando viajo ( al menos por ahora)

Ojala pudiera alquilar uno así

Ojala pudiera alquilar uno así

Las ventajas de tener un auto:

Tener un auto es cómodo, te permite viajar independiente, manejar tus tiempos y parar donde quieras. También llevar autoestopistas, (algo que se agradece mucho).

Podés cargar el auto con todo lo que se te ocurra y dentro de los límites de la legalidad ( en especial en Australia y nueva Zelanda) dormir en él en donde quieras.

Las desventajas de tener un auto

Pero no todo es color de rosa: los riesgos de comprar un auto para viajar son varios. Empezando por que te vendan una chatarra (muy común en el mercado “backpacker” de Oceanía) o que tengas que gastarte el sueldo en mecánicos y tus ganas de viajar queden siendo meras ganas.

Ya escuché varios compañeros de trabajo que planean escapadas el día libre para conocer los alrededores y tienen que recurrir al autostop para volver porque su auto los dejo tirados.

Yo, prefiero ahorrarme la preocupación

A veces es mejor alquilar un auto

No siempre los Taxis me fueron útiles

Una solución intermedia: alquilar un auto

Alquilar un auto es la mejor solución intermedia que encontré. Y les enumero las ventajas:
Pago solo por el tiempo que lo uso: es más económico que mantener un auto ( y sus arreglos)

Cualquier problema que tenga puedo incluir en el alquiler el servicio de grúa ( a veces ya incluido en el precio final) y tengo un teléfono al que recurrir por cualquier inconveniente .

No tengo que preocuparme por asegurarme: con un click puedo optar por algunas de las opciones que ofrece quien me lo alquila.

Puedo alquilar un auto en una ciudad y devolverla en otra y a veces hasta brindna posibilidades de re locación para las que solo pago un monto mínimo de alquiler.

Consejos para alquilar un auto

Antes de alquilar un auto es bueno tener en cuenta algunas consideraciones.

  1. Leer bien las condiciones legales del alquiler y asegurarse de entender todo. ( En especial lo que concierne a Kilometraje y combustible)
  2. Informarse acerca de las normas de tránsito del lugar en el que estas viajando ( ¡en especial si se conduce del lado contrario al del país del que venis!)
  3. Comparar antes de contratar: un buscador de alquiler de autos en línea es ideal para elegir bien.
  4. Reserva con anticipación: en especial en temporadas turísticas altas.
  5. Analiza bien que incluye la tarifa y no te quedes con ninguna duda. Usa los medios de contacto para despejar cualquier duda

¿Y vos como solucionas tus problemas de transporte?

Redes Social

Eliana | Dar vuelta al Mundo

Soy Eliana y tengo un problema grave de curiosidad infinita. Soy autodidacta en mil cosas a medias, pero pongo todo mi corazón en viajar, escribir y emprender.
Redes Social

Latest posts by Eliana | Dar vuelta al Mundo (see all)