(Esto lo escribí dos meses antes del viaje, a ver si puedo explicar porque quería tanto ir a Cuba)
Mis notas posteriores, en cursiva

Santa Clara

Estoy a menos de 15 días de cumplir el sueño de mi vida. Para muchos puede resultar algo tan fácil, sacar unos cuantos dólares y ya. Algunos pueden no encontrarle sentido, no configurarlo dentro de lo que podíamos llamar “un sueño”. (A más de uno le puede parecer poquito para “sueño” pero al haber actuado como puntapié inicial, fue bien grandote!)

Resulta que cuando yo iba al colegio, más o menos a los 14 años, un día se me rompió la mochila. Y como nunca fui muy exquisita, tome prestada la mochila de mi hermano. Esa mochila tenía una imagen del Che Guevara al frente. Por ese detalle, algunos amigos instruidos pero reglamentados me recriminaban no saber nada del Che Guevara y portar una imagen de él en mi mochila. La verdad no le daba importancia, yo solo quería llevar mis útiles, pero aun así y como consecuencia de mi curiosidad empecé a leer sobre la vida del Che. Cada vez me fui metiendo más en ese mundo, empezando por Cuba y la Revolución, siguiendo por su vida, sus viajes, su muerte. Iba creciendo y me iba interiorizando más sobre sus principios, sus discursos, sus logros, su modo de ver la vida. En síntesis me pareció la persona más coherente que haya existido.

Como conclusión, su ejemplo me cambió la vida ( o la forma de verla) por completo, con esto no quiero decir que me asemejo a el, sino que su respeto por la verdad y su desprecio por las injusticias fueron las dos cosas que más me marcaron. Así que crecí, seguí leyendo, aprendí sobre la revolución Cubana, una locura hermosa a la que se unió todo el pueblo Cubano, una historia realmente increíble ( Se que aquí no estoy siendo objetiva) y me fui enamorando de Cuba. De su historia, de su gente, de su ritmo, de su modo de vida y alegría. Y así desde ya hace varios años me prometí a mi misma que algún día conocería ese país. Y en cada charla donde expongo mi punto de vista sobre Cuba surgen esta “categoría” de seres humanos que se oponen a todo diciendo cosas como:

-Allá toda la gente se quiere ir a la mierda
-Viven en una dictadura
-Le gente allá no se puede comprar un televisor
-Un médico gana lo mismo que un vago
-Viven en la pobreza total

Y bueno yo soy defensora de la Revolución, pero relativizo mi posición. Yo misma digo “esto es lo que pienso, pero nunca viví allá así que no sabría afirmar si es así” pero los opositores lo dicen con total seguridad “Esto es así” No se como hacen para estar tan seguros. Desconfío de la gente que esta siempre tan segura.

La cuestión es que un día me animé a visitar el lugar donde murió el Che Guevara en Bolivia. Allí decidí que no pararía hasta ir a Santa Clara ( Cuba)

Ya en 2008 tuve uno de esos malos años en todo los sentidos posibles. Así que cuando volvía del trabajo caminado unas cuadras y cerca del mes de Agosto (mes en el que empiezo a ahorrar y decidir mi destino vacacional) me crucé con el cartel de la calle “Cuba” – Pasaba a diario lo miraba y me sonreía. Pero me decía “es imposible, nunca voy a llegar a tener la plata suficiente para ir ahí a menos que junte plata por 1000 años!”

Y así pasaron unos meses, pensándolo imposible. Hasta que un día me dije que me lo merecía. Y que si yo quería que fuese posible seria posible. Y empecé a pensar como hacer realidad mi sueño. Y lo di por hecho! Había juntado unos cuantos pesos mientras que otros cuantos eran más bien virtuales, pero fui y me saque el pasaje a La habana. Allí fue mi primer estremecimiento de una larga serie. Salí al medio día del trabajo, con unos cuantos billetines ahorrados directo a una agencia de viajes a comprarme el pasaje. Después arreglé el tema del dinero para el viaje con el banco obviamente, después tramité el pasaporte, y después arregle las vacaciones en el trabajo, Eso por si dudaban que lo daba por hecho (jeje, me salió bien)

Un mes antes del viaje tramité la visa turística para Cuba. ya estabamos en octubre- Luego intente olvidarme del tema para no ponerme demasiado ansiosa. Hasta Enero, momento desde el cual no hago otra cosa que pensar en que voy a viajar a Cuba! Y más ahora, que cada vez que pienso en lo poco que me falta se me agita en el estomago una mariposa exaltada.

Así que ahora que falta poco les cuento mis expectativas, para que cuando vuelva les pueda contar con que me encontré.

-Espero encontrarme con gente linda. Sentarme a tomar un café con muchos de ellos, que me cuenten como fueron los tiempos de la Revolución, saber como ven a Fidel, que imagen tienen del Che, si realmente sienten la falta de todas las cosas materiales como aqui comenta toda esa gente segura.
-Espero encontrar música en cada esquina. Gente bailando en todos lados, sentirme irresistiblemente atrapada por el son y no poder hacer una cuadra sin bailar.
-Espero ver paisajes deslumbrantes, playas del paraíso y no poder creer estar allí.
-Espero ver historia en cada ciudad, edificios testigos de la Revolución, que cuenten como fueron las cosas.
-Espero ver grandes universidades, gente esperanzada y  casas con puertas abiertas.

Bueno eso es parte de lo que creo que voy a ver, aunque se que puedo no encontrarlas también, Cuba de todas formas seguiría siendo el hogar de mi esperanza de un mundo mejor.

Gracias a todos!!

                                                                                                                              


(Pueden leer el diario de viaje posterior en el capítulo Vuelo a Cuba o ver todas las fotos del viaje en los álbumes de fotos de la Fan page en Facebook )

Redes Social

Eliana | Dar vuelta al Mundo

Soy Eliana y tengo un problema grave de curiosidad infinita. Soy autodidacta en mil cosas a medias, pero pongo todo mi corazón en viajar, escribir y emprender.
Redes Social

Latest posts by Eliana | Dar vuelta al Mundo (see all)