<< Capítulo anterior

Al día siguiente de nuestra llegada a Trinidad, era de esperarse, nos levantamos tarde. Y el plan era disfrutar finalmente de una playa Caribeña. Así que fuimos hacia Playa Ancón en un bus que salía desde el centro. Fue la primer playa donde efectivamente nos sumergimos en el Mar Caribe. Nunca antes había visto un color así en la naturaleza. Era como bañarse en el cielo. Uno sospecharía que editan digitalmente las fotos de estas playas cuando nos la venden en folletos, pero no. Son reales, son celestes y son hermosas.

Playa Ancón, Trinidad. Cuba

Mientras Tania tomaba sol yo fui a caminar un rato por la playa. Había sectores más exclusivos que otros, en general cercanos a algún gran hotel cinco estrellas con reposeras dispuestas para sus clientes únicamente. Yo me acerqué tímidamente a un señor que alquilaba una embarcación pequeña a vela y luego de un rato de charla sobre ya no recuerdo que, me invito a dar una vueltita junto a otros tres pasajeros. Me dediqué a disfrutar del sol, el viento, el mar, los pececitos debajo, la vista de la playa desde el mar. No solía ser gran fan de la playa ( yo soy más de la montaña, pero quien habrá inventado esa dicotomía?) pero concluí que podría acostumbrarme a esto muy fácilmente.

Yo con cara de playa

El resto de la tarde fue a puro ocio. Nos quedamos casi hasta que cayó el sol y luego volvimos a comer a la casa particular . Este país me hizo fan de las “gambas”, cuando estoy en Buenos Aires no suelo comer frutos del mar , pero aquí no puedo evitar arrasar con ellos. Y con el arroz con frijoles, que es infaltable en ya casi todos los platos que comí aquí.

Luego salimos a conocer una de las Casa de la Música más reconocidas de Cuba. No conocí bien como o de dónde viene la tradición, pero me pareció lo más lindo de este país que en cada pueblo o ciudad se pueda disfrutar de tremendos músicos en vivo casi todas las noches. Y gratis! Nos deleitamos viendo bailar a los cubanos. Los bailarines se desplazaban deslizándose en la pista, cada pareja parecía unida a un hilo invisible que coordinaba sus movimientos al son de la música. Yo moría por participar, pero apenas conseguí pareja no pude llevarle el paso: es que yo pretendía “llevar” pero mi bailarín me puso en mi lugar. “Aquí estas en Cuba, chica, yo dirijo” Así que de una forma u otra coordinamos un par de pasos y me retiré triunfante.

Los músicos, impresionantes. La cantante que nos tocó escuchar, tenía una voz entre dulce y fuerte que la hacía una gran intérprete. Después de esa primer gran gozadora, seguimos visitando otros lugares de música.

Fuimos al Palenque de los Congos Reales siguiendo las sugerencias de otro bailarín que me sufrió la noche anterior. Allí el cantaba y presentaba Bailes folklóricos cubanos. Este lugar es como un patio de cemento con un escenario bastante grande, una enredadera como techo, sillas de hierro y mesas antiguas. Y una barra llena de mojitos a la que visitaba de tanto en tanto.

El ambiente en ese lugar es increíble, incluso quienes aprendieron a bailar allí se suben al escenario y forman rondas de casino, un baile que lleva algo de coordinación y que merece verse.

Así de increiblemente celestes son sus aguas.

Más tarde volvimos a La Casa de la Música, ya que después se convertía en Discoteca. Pero era demasiado turístico así que no duramos tanto bailando allí. Por otro lado, estábamos un poco cansadas del acecho de oportunistas, así que decidimos volver a dormir para estar bien descansadas al otro día y poder hacer alguna excursión por el valle.

Descansando con Tania!

 

Datos útiles
-Casa de la Música en Trinidad: Calle Francisco Javier Zerquera S/n a pasos de la plaza principal
-Palenque de los Congos Reales: Echerri & Av Jesus Menendez
-Bus para ir a Playa Ancón: Desde la oficina de Transtur, Maceo esquina Rosario


Pueden ver todas las fotos de este viaje en el Album de fotos de Cuba en Facebook.


Redes Social

Eliana | Dar vuelta al Mundo

Soy Eliana y tengo un problema grave de curiosidad infinita. Soy autodidacta en mil cosas a medias, pero pongo todo mi corazón en viajar, escribir y emprender.
Redes Social

Latest posts by Eliana | Dar vuelta al Mundo (see all)