Cuando tenés que elegir los transportes durante un viaje largo muchas veces no sabés por donde empezar, toda planificación es escasa  y recurrir a los básicos pueden ahorrarte un poco de tiempo o dinero.

Después de haber viajado un tiempo y unas distancias considerables, noté que hay reglas que se repiten y que adopté como leyes absolutas a la hora de elegir como moverme de un lado a otro.

Primer y primordial regla: no sigas reglas

Si tenés ganas de subirte a tal tren histórico, tomarte un avión para ver desde el cielo x paisaje,  caminar 39 kilómetros con mochila a cuestas, hacélo, no te guíes por la experiencia de otro si anula tus ganas primarias de ir de un lado a otro de la manera que siempre quisiste. Por ejemplo, por más que de otra manera hubiera sido rapidísimo, cruzar los andes en el acoplado de un camión fue de las cosas más lindas que viví viajando.  Así que primer regla: que ninguna regla viajera te impida viajar como quieras.

Cuándo conviene elegir el tren para viajar

Hay lugares en los que el tren puede ser lo mejor que te pase en la vida para moverte de un lugar a otro.  Suelen ser lugares donde las rutas no están en su mejor estado, o las distancias son infernales y pretendés un poco de comodidad. O simplemente porque son fiables y económicos

Ejemplos:

India: un país donde el tema del idioma te puede complicar, las rutas no estarían en su mejor estado y el timo esta a la orden del día. El tren puede ser un buen aliado.

Vietnam: las posibilidades de transporte para quien quiere ahorrar un poco son los trenes (aunque no cubren tanto territorio como nos gustaría) y combis que creerías se van a partir al medio durante el trayecto ( o te puede tocar viajar con kilos y kilos de frutas prácticamente sobre tu espalda.)

Contraejemplo:

Argentina: en Argentina la red de trenes no integra todo el país, y pocas veces sus horarios son fiables.

Cuándo conviene alquilar un auto para viajar

Alquilar un auto para viajar es ideal en determinados países. Especialmente si las rutas están en buenas condiciones,  entendés las señales de tránsito y se prestan para un “roadtrip”  memorable. Recordá indagar sobre lugares adonde aprovisionarte,  e investigá bien las condiciones de contratación en la compañía que los alquila. Dependiendo del destino, una empresa que ofrece el servicio es Viajemos.com .

Ejemplo:

Nueva Zelanda  y Australia: Dos países creería  de los mejores del mundo para hacer un viaje en auto o caravana. Aunque las distancias en Australia son inmensas y en Nueva Zelanda muchísimo menores, en ambos países las facilidades para viajar por sus rutas las hacen ideales para alquilar un auto y lanzarse a la aventura.  Ojo, en Australia asegurate de tener las provisiones necesarias antes de internarte en el outback y tené bien en claro las distancias.

Contraejemplo:

Vietnam:  No recomendaría alquilar un auto en Vietnam. Las rutas , aunque estén siendo gradualmente mejoradas, están en muy mal estado. La barrera del lenguaje no es menor y la geografía es muy accidentada.

Cuándo elegir los buses, micros, combis para viajar

Buses, micros  o el nombre que adopte el transporte terrestre de pasajeros en largas distancias en tu país, suelen ser más batatos en algunos lugares y en otros no justifican el gasto.  Otro problema , por ejemplo en el sudeste asiático, es que haya muchas empresas ilegales que no dan garantías de su servicio. Entonces hay que informarse bien a la hora de elegir.

Si tenés tiempo,  e hiciste los deberes de investigación, los buses siempre son buena opción.

Ejemplo y contraejemplo: los buses oficiales del estado en Tailandia son cómodos, baratos y hasta algunos asientos traen un masajeador para la espalda (¡!) pero es más común contratar combies “no oficiales” para ir de un lugar a otro, ya que tienen paradas en lugares populares, como Khao San Road en Bangkok.

Cuándo recurrir a los aviones para viajar

Viajes con poco tiempo y distancias son largas: a menos que optes por ahorrarte el alojamiento viajando en un bus por las noches, el avión va a ser tu aliado. Aunque los vuelos internos son más caros en determinados lugares, el avión suele ser la mejor opción si el problema no es el presupuesto.

Ejemplo: Europa y Asia tienen líneas low cost cuyos precios a veces compiten con los precios de transportes terrestres, si se viaja sin valija despachada.

Contraejemplo: Latinoamérica no se caracteriza por buenos precios en aéreos, excepto alguna que otra oferta difícil de encontrar.

Espero que les haya servido estos consejos generales y que me cuenten, ¿qué viaje tienen planeado próximamente?

Redes Social

Eliana | Dar vuelta al Mundo

Soy Eliana y tengo un problema grave de curiosidad infinita. Soy autodidacta en mil cosas a medias, pero pongo todo mi corazón en viajar, escribir y emprender.
Redes Social

Latest posts by Eliana | Dar vuelta al Mundo (see all)