Sucede que en el Sudeste asiático , la ambición desmesurada de muchos comerciantes los lleva a querer despojarte hasta del último dólar que lleves con vos. Puede sonar exagerado, pero ya van a entender a partir de un par de ejemplos a lo que me refiero
Sé que cada uno viaja como quiere y gastando el dinero que quiere. Pero cuando gastar de más no es una opción (digo, también se puede viajar cómodamente y gastar mucho) cada moneda cuenta. Y ahí es donde evitar los fraudes más comunes puede ser una buena herramienta para cuidar el presupuesto.

Todo lo que cuento aquí es experiencia propia y me acarreó mis buenos enojos durante el itinerario. ¡Así que presten atención!

En este post podrás leer:

Camboya

Bicicleteando en Angkor Wat

Bicicleteando en Angkor Wat

Al cruzar la frontera de Poi Pet , vale la pena estar atento a lo siguiente:

Traigan varias fotos carnet: si no tienen una foto carnet para la visa, un amable policía le ”solucionará” el problema por el módico precio de 100 baths ( unos 3,10 USD). No, no les van a sacar una foto, con suerte le escanean la del pasaporte (aunque no me consta) No se manden a viajar por estos países sin tener un par de fotos carnet y averigüen bien como son las visas, porque cada frontera tiene sus truquitos para sacarte algún que otro dólar extra. (Solo sigan leyendo)

Desconfíen de todo lo que te ofrecen “free” : Déjenme darles un ejemplo bien claro. Cuando uno termina con todos los trámites de la frontera, amablemente asistido por alguien con una credencial ilegible que los va a acompañar durante todo el proceso, es invitado cordialmente a tomar un “Free shuttle touristic bus” o algo asi, que los va a llevar a la “Touristic terminal “donde los precios de los buses van a ser una exageración insolente. No se hagan guiar por estos oportunistas. Nosotros caimos, y cuando vimos los precios en la terminal casi nos infartamos. Salimos afuera de la “terminal turística” que por cierto queda en el medio de la ruta y no hay nada alrededor, y nos persiguieron hasta que negociamos un taxi entre tres que nos llevaría por un precio muy inferior a Siem Reap .

no termino allí. El taxi nos dejó donde quiso, nos bajo las mochilas, y cuando quisimos reaccionar ya nos estaban ofreciendo otro “free Tuk Tuk” a condición ( dirían luego) de que “negociemos” como queríamos el tour a Angkor Wat para el dia siguiente. Conclusión: tuvimos que caminar 18 cuadras hasta el hotel que habíamos reservado. Nada “free” es realmente “free” en Camboya. Y esto se aplica a taxis, restaurantes, servicios y demás.

Vietnam

Sapa

Ay Vietnam, Vietnam. Qué lindo país pero que difícil resultó.
Hiperinflación Vietnamita: Sólo aplicable a turistas, claramente. Encontrar un supermercado en Vietnam es casi misión imposible. Está repleto de tienditas con los precios superinflados, en especial si el lugar es hiperturístico como Hoi An, o Nha Trang. No sólo eso. Acercarte a preguntar el precio de una fruta en el mercado puede no ser muy aconsejable. Primero te darán un precio aumentado un 500% . Apenas te des vuelta rechazándolo, oirás “How much you wanna pay” Y solitos lo rebajaran buscando que confirmes la compra. Nunca aceptes el primer precio en Vietnam.
Precios antojadizos en los buses locales: Es mejor saber con anticipación cuánto cuesta el pasaje si se van a tomar un bus local. Suelen estar escritos junto a la puerta cercana al conductor. Pero eso no les va a impedir a los “boleteros” intentar cobrarte el precio que se les ocurra, mostrándote papeles que nada tienen que ver o señalando las tres tarifas indicadas en la puerta como si tuvieras que pagar la suma de todas. Si, tocó pelearse ese día y la señora boletera atinó a tirarme la mochila fuera del colectivo. Pero viajé por el precio justo, ni un Dong más.

Consejos Generales

¿Mercados locales o escenografías?: El negocio del turismo básicamente arruinó las posibilidades de un intercambio genuino entre locales y viajeros. ( Salvo que te vayas a la punta de una montaña en un punto ciego del GPS) Pero el tema de los mercados es Too much. Aparecen en los mapas como un atractivo turístico más, y no son diferentes a una escenografía repleta de mercadería en serie cuyos precios son obscenos. Nada de genuino aquí, no pierdas dinero valioso de tu presupuesto alimentando al monstruo. ¿Night Market? Mejor chequeá cuantos “locales“ realmente compran en estos puestos que tienen mejor infraestructura que tu guesthouse.

La “Backpacker Área”: Podría decirse que la Khao San Road en Bangkok cumple con varias excepciones: El Pad Thai es más rico que el local ( y lo venden a buen precio), y se encuentran precios baratos de alojamiento ( aunque si son valientes, del otro lado del puente hay un hostel por un dólar al día) Pero en términos generales, la Backpacker área no es más que una estrategia marketinera de acumulación de turistas en un solo lugar, vendiéndolo como barato, cuando en realidad suelen tener los precios más caros de la ciudad. Una buena idea es siempre revisar o reservar antes los precios de los alojamientos. Para esto podés usar sitios como Trivago , donde podés comparar precio/disponibilidad , ver los servicios que ofrecen los diferentes hospedajes y revisar las opiniones de otros viajeros.

Agencias de viaje que duplican el precio real: Caminen un poco, yo sé lo que les digo. Ni se les ocurra comprar el boleto de bus o tren a la agencia del hostel, guesthouse o la que se crucen en el camino. Sin exagerar, pude comprobar sobreprecios del 100% en los tickets, lo que no se justifica para nada ya que en las boleterías de las estaciones suele haber información accesible o empleados que hablan buen inglés y están dispuestos a ayudarles a comprar el boleto.

Continuará…

Sudeste Asiático

Redes Social