No descartes la idea de un viaje con tus hijos solo porque no sabes qué hacer con ellos, aquí te decimos cuáles actividades funcionan para toda la familia.

A veces nos quedamos cortos de ideas cuando viajamos con niños por pensar que no podemos compartir con ellos todas las actividades que queremos hacer, pero eso no es un problema en la capital de Cataluña, pues son muchas las que puedes encontrar, e incluso algunas son totalmente gratis.

Otro punto que podría preocuparte es el hecho de que son varios los niños o miembros de la familia y que es muy engorroso e incluso peligroso trasladarte con todos sin perder a alguno de vista. Como el transporte público puede ser un caos la mayoría del tiempo, en especial en temporada alta cuando hay mucho flujo de turistas, los autos de alquiler suelen ser la mejor opción de todas. Ninguno de ustedes quedará por fuera y viajarán todos asegurados, cómodos y tendrán espacio para guardar sus compras sin tener que llevarlas encima todo el tiempo.

Una a una, verás opciones para crear tu itinerario en conjunto, pero a continuación, te decimos cuáles son nuestras favoritas, ¡toma nota!

Museo de las Ilusiones + Big Fun Museum

El primero está lleno de murales con acabados increíbles donde lograrás las fotos más originales para toda la familia. Muchas de sus ilustraciones son en tercera dimensión y representan a los personajes más emblemáticos de la cultura popular moderna.

Mientras tanto, el Big Fun Museum es un compendio de cinco museos temáticos en los que podrás tomar fotos muy creativas. Los niños podrán jugar en la Casa al Revés, verse muy pequeñitos en la Casa del Gigante, pasear entre dulces en el Sweet Museum y descubrir asombrosos logros en el sector de Guinness. Como si fuera poco, hay una gran piscina de pelotas de la que no querrán salir. Este lugar pertenece al Museo de las Ilusiones, de modo que si compras un pase Duo Fun, podrás acceder a todos los espacios el mismo día

Taller de chocolate para toda la familia

Çukor es una de las pastelerías más distinguidas de Barcelona y, entre sus múltiples actividades, ofrece un mini curso de chocolatería para niños o grupos familiares. En él, aprenderás la manera adecuada de manipular este delicioso alimento, así como la elaboración de figuras que serán comestibles y que, de paso, podrás llevar contigo a casa.

Nota: el curso solo se realiza si hay un mínimo de asistentes y hay dos maneras de hacerlo, acompañando al niño de manera gratuita (pero tú no podrás manipular el chocolate) o adquiriendo la opción de grupo familiar

Parque del Laberinto de Horta

Este jardín es el más antiguo de la capital catalana y es perfecto para llevar a los niños de paseo, quienes están acostumbrados a tanta tecnología en esta era digital. Al ser un laberinto, pueden pasar una tarde increíble tratando de encontrar las esculturas que hay en su interior, así como las fuentes escondidas entre sus altos muros naturales de cipreses. No obstante, el atractivo principal es la estatua del dios Eros, que se encuentra en todo su centro.

Nota: puedes entrar gratis en este sitio los días miércoles y domingo.

Granja D’Aventura Park

Si quieres que tus niños disfruten de un día lleno de aventuras al aire libre, no pueden dejar de visitar este sitio que combina educación y recreación. Aquí, podrán acceder al huerto, practicar canopy, utilizar lianas, hacer circuitos de actividades muy divertidas, tomarse fotos en la decoración destinada para ello y muchas cosas más.

Lo mejor es que hay dinámicas para niños a partir de un año de edad y los adultos se pueden involucrar en algunas de ellas con sus pequeños. Podrán tocar a varios de los animales y darles de comer, plantar lechugas, entre otros. Asimismo, se puede utilizar cierta extensión del lugar para hacer un picnic, acceder a las zonas de juego libre, usar los arenales o consumir alimentos y bebidas en el bar.

Museo de la Música de Barcelona

Para los aficionados a este tipo de arte, el sitio se convertirá en uno muy especial de conocer. Allí, podrán deleitarse con una extensa colección de guitarras clásicas,  echar un ojo a la historia musical local, admirar instrumentos muy antiguos (precolombinos, del siglo XX) y escuchar audioguías para descubrir cómo suenan.

De igual modo, podrán ser testigos de casi ocho mil piezas que evidencian la evolución del registro análogo y digital de la música. Todo esto puede ser profundizado en visitas guiadas para grupos, así como también pueden asistir a conciertos, cursos cortos y demás actividades que ofrece el museo.

Nota: a pesar de que la entrada es paga, para los menores de 16 años es gratuita.

Aquarium de Barcelona

Aquí, los niños aprenderán mucho sobre la variada fauna marina al mismo tiempo que pasan un día lleno de situaciones asombrosas e inolvidables. Este lugar está dividido en tres zonas: los acuarios mediterráneos, los tropicales y el oceanario. El primero de ellos es especial para conocer las diversas comunidades de animales del Mar Mediterráneo. El segundo espacio corresponde al más exótico de todos, donde los visitantes podrán maravillarse con los colores de los mares tropicales.

Por último, este sitio cuenta con un túnel de vidrio de 80 metros que permite visualizar un enorme ecosistema, que incluye rayas, doradas, morenas y tiburones. Por cierto, también es posible pagar para hacer una inmersión con estos últimos, pero para ello es necesario tener certificación de submarinismo. No por nada, el lugar es catalogado como uno de los mejores acuarios del mundo.

Todos estos planes suenan muy interesantes, pero lamentablemente no todos estos sitios están cerca entre sí. En caso de que quieras planificar una ruta para que ninguno quede por fuera, no olvides que empresas como Miles Car Rental son especialistas en conseguir el mejor vehículo para que tu familia viaje unida, cómodamente y segura.

Ya no tienes excusa para no ir con niños a Barcelona; son muchos los planes que se pueden disfrutar en conjunto y lo mejor es que de cada uno se puede aprender algo valioso o, simplemente, guardar una divertida experiencia. Lo importante es que todos se sientan a gusto y, ¿por qué no?, piensen en hacer un viaje similar en otra ciudad.

Redes Social