Si estás planificando viajar a Roma por primera vez, te diré algunos consejos que me habría encantado recibir de parte de otro turista antes de ir. Sin embargo, evitaré irme a lo obvio o lo más común ─como empacar zapatos cómodos y calcetines extra o hacer checklists─ porque de consejos generalizados está lleno Internet. Aquí me enfocaré en lo que realmente nadie te dice porque lo descubres con la experiencia. ¡No esperes más y toma nota!

Antes de viajar

Básicamente, debes saber que un viaje no inicia el día que llegas a tu destino, sino en el momento que empiezas a planificar qué hacer, cuándo, dónde, cómo, etc. Así que prepárate de esta manera para no fallar en nada:

  • Infórmate en línea

No sabes todo el tiempo que puedes ahorrar si investigas con antelación qué días están abiertos al público los lugares que deseas visitar (museos, galerías, sitios históricos, entre otros) y cómo llegar a cada uno de ellos.

Si eres aventurero y disfrutas perderte o viajar sin itinerario, puede que te saltes este paso, pero si prefieres aprovechar tu tiempo al máximo y que las horas te rindan para visitar todo lo que quieres, lo mejor es consultar horarios y rutas de acceso con antelación.

 

  • Descarga audioguías gratis

Si quieres ahorrar unos cuantos euros, consigue en Internet audioguías de estos lugares o de las actividades que quieres hacer. Quizás no encuentres todas las que buscas, pero también puedes guardar información pertinente en tus dispositivos.

 

  • Reserva un tour gratuito (o varios)

Son muchas las visitas guiadas que te pueden salir totalmente gratis si apartas tu sitio en línea (sugerimos, con ahínco, hacerlo si viajas en grupo). Sin embargo, debes saber que muchas de ellas sobreviven gracias a las propinas que los turistas les dejan a sus guías, de modo que queda de tu parte agradecer de esta manera si fue o no una grata experiencia. Recuerda que, aun así, saldrá mucho más económico que las que son pagas.

  • Renta un auto

Roma es una ciudad en la que caminarás mucho, pero para trasladarte a distancias muy largas, o quizás cortas pero en las que harás paradas importantes (compras), lo mejor es alquilar un auto que te garantice que llegarás seguro, a tiempo y a salvo de las peripecias propias del transporte público, (que en esta ciudad es fatal, muy demorado, se suben muchos carteristas).

 

Si no tienes ni idea de cómo conseguir un vehículo rentado, te decimos cuáles son tus mejores opciones según el confiable sitio de reseñas Trustpilot:

 

 

Sus atractivos precios lo convierten en el sitio mejor posicionado en el ranking. Este comparador de agencias de alquiler de autos ha hecho alianzas con las más reputadas rentadoras como Avis, Budget, Alamo, Hertz, entre otras, cuenta con excelentes ofertas y ofrece seguros sin deducibles. Además, es uno de los más recomendados por tener un equipo de servicio al cliente eficaz.

 

 

 

Esta página cuenta con un diseño intuitivo y te da acceso a información transparente sobre las tarifas, requisitos de alquiler y todo lo que necesitas saber para rentar fácil, rápido y seguro. Lo mejor de todo es que al reservar te da la opción de tener un conductor adicional, seguros CDW y LIS, kilómetros ilimitados, entre otras inclusiones muy útiles para cualquier viajero.

 

 

 

Aunque se especializa en hotelería y turismo, esta comparadora de vehículos con presencia en toda Latinoamérica es una buena opción si buscas autos grandes o pequeños por el tiempo que necesites,  ya que ofrece opciones para todos los grupos familiares. Su plataforma es de fácil manejo y sus clientes quedan muy satisfechos con la atención recibida en su servicio al usuario 24/7.

 

 

Su variada flota de vehículos y su agilizado sistema de entrega y retiro, te sacarán de apuros en tus viajes. En este sitio podrás navegar en más de un idioma y aclarar tus dudas en la sección especializada para esto o en el chat en línea. También te será posible pagar con dos tipos de moneda para los destinos principales.

 

 

Con presencia en casi 200 países, sus usuarios la describen como una comparadora con una plataforma bastante práctica y funcional, en la que encuentran muchas opciones de vehículos que pueden alquilar. Además, cuenta con un proceso de pago bastante simple, por lo que, con certeza, este sitio es ideal para quienes buscan algo sencillo y con las opciones básicas para rentar un auto.

 

 

Recuerda que cada rentadora de autos posee sus propias políticas, de modo que debes leer con cautela las de la seleccionada. No obstante, los requisitos para poder alquilar un vehículo son bastante universales. En este sentido, el conductor debe:

 

  • Ser mayor de 25 años (desde los 21 hasta los 24 aplica el recargo de “conductor joven”).
  • Tener licencia de conducción vigente.
  • Presentar una tarjeta de crédito a su nombre en el mostrador.
  • Pagar un depósito de garantía (reembolsable).
  • Enseñar pasajes de ida y regreso (para turistas), así como el pasaporte vigente al retirar el vehículo.

 

 

Durante el viaje

Una vez en la ciudad, se te olvidarán la mitad de las cosas que querías hacer y otras quizás no resulten como esperabas, para eso existen los planes B. Y como no queremos que eso te suceda, presta atención a lo siguiente:

  • Toma fotos en horas poco concurridas

Seguro querrás retratarte en varios sitios icónicos de Roma y nadie te culpa por ello; inmortalizar esos momentos es maravilloso. Sin embargo, no intentes hacerlo a cualquier hora. La ciudad está llena de turistas en cada época del año, así que es mejor esperar a que se haga muy de noche para que las fachadas de tus sitios favoritos estén despejadas y logres fotos muy bien logradas, sin prisa ni personas atravesadas en el fondo.

 

  • No hagas listas de tareas imposibles y/o tediosas.

Es mentira que vas a visitar 15 templos en un día sin aburrirte de ver casi lo mismo. En Roma y sus ciudades aledañas, hay más de 900 iglesias y no te darás abasto para recorrerlas todas en un día; ni siquiera en una semana. Haz una búsqueda previa de cuáles son las que más llaman tu atención e intercálalas en tu recorrido para que aprecies cada visita.

Nota: también recuerda vestir con decoro, en Roma son muy conservadores con la vestimenta en las iglesias.

 

 

  • Gasta muy poco en comida

A pesar de que hay muchas opciones para comer delicioso, no todas son especialmente baratas. Sin embargo, hay muchas paradas rápidas en las que puedes pagar entre 2 y 4 euros por un trozo de pizza muy grande. ¿Quieres un descuento extra? Si enseñas tu carnet estudiantil, puedes recibir uno en muchos sitios, especialmente de comida.

 

Ahora que sabes lo elemental para viajar a la capital italiana, no puedes dejar de planificar tu viaje para que sea, no solamente una experiencia enriquecedora, sino también inolvidable.

Redes Social